Clown en trío: “Equivokee”

equivoke

El trío de payasos (George Kirichenko, Pavlychko YuriDmitry Nikolenko, más conocidos como Trío Equivokee) fue creado por Alexander Biloguba, profesor de payaso de la Escuela Profesional de Circo de Kiev, y se convirtió en su director y productor.

Ellos fueron  los ganadores  del Festival Internacional de Circo en Edimburgo  y el “Payaso de Bronce “ en el  Festival Internacional de Circo de Monte Carlo, así como premios especiales de Gandey y el Festival Internacional de la Juventud de Moscú.

*consejillo: yo he quitado el audio al video y me gusta +

Clown y Magia: Mac Ronay

maci

MAC RONAY debutó como acróbata en  motocicleta. En los EE.UU, antes de la guerra, realizó un triple salto mortal con un descapotable. Acabada la Segunda Guerra Mundial Mac Ronay volvió a Francia dejando los espectáculos de acrobacia y comenzó como el “Mago Alcarthy” realizando trucos de magia en los clubes nocturnos parisinos, en los intervalos entre un striptease y otro. Se sorprendió por la hilaridad causada en la audiencia con sus truco fallidos y tuvo la idea de aprovechar esta circunstancia para dar vida al personaje clown de “mago” torpe que junto con el  “domador de pulgas” y el “pianista loco”,  le aseguró el éxito y la fama internacional.

Durante uno de sus espectáculos coincidió con Maurice Chevalier que lo contrató para el Casino de París, lo que le permite  pisar los escenario de los más conocidos locales de revista parisina, como ABC, Bobino, o Lido .

Mac Ronay debutó en 1956 en el famoso Crazy Horse con su personaje demacrado, impasible a pesar de sus desastrosos trucos de magia , y obstinadamente reacio a pronunciar cualquier palabra en el escenario, excepto de la exclamación “Hep!”.

Pronto el personaje de Mac Ronay trasciende fronteras. En los años sesenta se presentó en Las Vegas y Reno,  y fue varias veces presentador del programa de televisión “The Ed Sullivan Show“.

Clown en femenino:A filla de Woody Allen

marian

Fue en una edición de la Fira de teatre al carrer de Tàrrega que la actriz y clown ferrolana Marián Bañobre conoció (aunque antes ya habían coincidido) al pontevedrés actor, clown, director, dramaturgo y músico Santiago Cortegoso. Después de años de trayectoria en numerosas compañías, Santiago y Marián, promueven en 2010, su propio sello de producción, Ibuprofeno Teatro, para emprender proyectos teatrales de forma personal e independiente, en los que puedan integrar la escritura dramática en el mismo proceso de creación y puesta en escena de los espectáculos.
Santi además de ver a Marián como la mujer de su vida, la ve algo excéntrica, insegura, hipocondríaca y muy graciosa. Cuatro rasgos que comparte con el genial cineasta Woody Allen y que la han llevado a protagonizar en 2011 “La hija de Woody Allen”,  dirigida por Santi, premio de teatro Rafael Dieste en el 2009 y Premio Álvaro Cunqueiro en 2014, por Raclette.

Esta comedia, de la compañía Ibuprofeno Teatro, tiene como punto de partida el inicio de un viaje, un viaje de la protagonista en la búsqueda de su padre (Woody Allen), del cual sólo sabe que vive en Nueva York y que le manda un regalo cada año por su cumpleaños. Estos regalos son tesoros para ella y constituyen un rompecabezas con el que ha ido construyendo un mito que la acompaña en su desarrollo vital. Encontrarse con ese mito se revela como la vía para conseguir la felicidad, pero también supone la huida de una vida cotidiana. Ella lucha. Es incansable. Es vitalista. Siempre tiene soluciones, y pone todas sus esperanzas en ese ser desconocido. El viaje a Nueva York es el viaje a un mundo ideal; es la búsqueda de algo por definir, un interrogante vital que no sabe si será respondido.