7º LAB CLOWN – TÉCNICA ALEXANDER

Este Laboratorio ofrece la oportunidad de investigar desde el juego la presencia CLOWN.

Todo lo que aumenta, disminuye, limita o amplia el poder de acción del cuerpo, aumenta, disminuye, limita o amplia el poder de acción de la mente. Y todo lo que aumenta, disminuye, limita o amplia el poder de acción de la mente, aumenta, disminuye limita o amplia el poder de acción del cuerpo.                    Espinoza (1632-1667)

IMG_8019

Foto: Joëlle Vermot

Bajo las estructuras de las inteligencias múltiples se abre la inteligencia cinética-corporal como aquella que poseen las personas que destacan por sus habilidades motrices, artísticas o estéticas. Precisando el concepto, la inteligencia corporal integra los temas de la imagen y el idioma del cuerpo como base fundamental. La Inteligencia corporal esta sólidamente vinculada a la identidad, al conocer y entender nuestra corporalidad, distinguir y comprender lo que constituye como figura visible, presencia, esencia intelectual y emocional. Se corresponde con la capacidad de ver la representación de nuestro cuerpo, la idea que formamos de él mediante asociaciones, memoria y experiencia. El cuerpo inteligente es acción, cambio innovación, es la respuesta saludable, entendido como salud-armonía, la correspondencia entre todo lo que incluye, completa e integra nuestra vida en busca subjetiva y absolutamente personal de la reacción, el pensamiento, y del sentimiento adecuado para crear calidad en la vida y en la obra.

 “Reposo en actividad”

En la mayoría de los casos, nuestra vida está tan llena de estímulos, que nos resulta casi imposible sentarnos  y no hacer nada. las personas ya no somos seres humanos. Deberíamos llamarnos “haceres humamos”. Es como si nos asustara la idea de no hacer nada, incluso durante un minuto. No hacer nada nos enseña a “ser” sencillamente en lugar de ” hacer”. Lo hermoso de no hacer nada es que te enseña a despejar la mente y descansar le permite a tu mente la libertad de “no saber” durante un periodo breve de tiempo. Cuando te permites descansar te liberas de una enorme cantidad de la presión que te impulsa a actuar automáticamente y nos permite “el espacio de no hacer”.

IMG_7895

Foto: Joëlle Vermot

Reposo activo en posición semi-supina.

Tumbarse, boca arriba, las piernas flexionadas con la planta del pie apoyada, las manos descansando sobre el vientre, y la cabeza apoyada en unos libros.

Cuando estemos en esta posición la mentalidad debe ser abierta. Aquí y ahora, facilitando que fluya la información entre el cuerpo y la mente. Observar, aceptar y tomar conciencia de las partes que descansan en contacto con el suelo.

036 (2)

Análisis de las partes del cuerpo en reposo en contacto con el suelo.
Espacio entre hueso occipital y hueso frontal.
Espacio entre omoplatos en referencia esternón.
Espacio entre sacro y pubis
Planta de los pies en contacto con el suelo
Juego de equipo  en circulo contando los pases de la pelota
foco:
– Buen uso corporal y ventaja mecánica
– Buen uso energético
– Coordinación
– Espacio
Juego individual en círculo (saltos, pelotas y nombres)
foco:
– Ritmo
– Coordinación
– Aquí y ahora. Atención en el momento presente
Juego en parejas
 Tras una estímulo auditivo dar la respuesta correcta: coger la campana o inhibir la respuesta.
foco;
Fines y medios
– Estado de emergencia
– Diversión en el juego
Reflexión: Tener razón, defender nuestras posiciones, requiere un enorme esfuerzo mental y a menudo nos enemista con las personas que forman parte de nuestra vida. La necesidad de tener la razón – o la necesidad que otra persona esté equivocada- hace que los demás se pongan a la defensiva, y nos impone la presión de continuar defendiendo nuestro puntos de vista. Dejar a los demás la alegría de tener la razón…de llevarse la gloria para descubrir el júbilo de participar de la felicidad de los demás que es mucho más gratificante que una batalla de egos.
Juego entre parejas de equipos contrarios
Entre parejas establecer un dialogo en positivo, sin utilizar la preposición adversativa “pero” (sí pero no) y no preguntar.
– Observación de los hábitos psicofísicos
Reflexión : ¿Qué es ” ser positivo”? ¿Es decir siempre SÍ?
057054051065046045
Juego en círculo para reproducir cantando una canción en coro y en “solo”
– Tempo
– Tempo  y espacio
– Coro y “solo”

Séptimo encuentro LAB CLOWN: 4 de octubre

Dirige el laboratorio: Martademarte

Música en directo: Alfredo Ruíz

Lugar : Teatre Almazen

 Próximos Laboratorios:  Domingos 8 de Noviembre y 6 de Diciembre

 

Sólo para Clowns: hermosa inocencia

niño botella

“Qué fácil resulta ser feliz, dibujar una sonrisa en el rostro, tornar las nubes sol, acariciar a un pajarillo herido, oler una flor… soñar.

La hermosura de la inocencia, esa que rasga las vestiduras de la hipocresía adulta, que deja desnudo al infante. Aprender a valorar la visión que los niños tienen del mundo  para intentar preservar esa mirada sencilla, alegre, crédula e imaginativa.

¡Añorada niñez!

La más absoluta belleza es la pureza del alma, predico que si ella muere perece la esencia del ser humano.

La grandiosidad de las cosas sencillas, de las cosas pequeñas.

Grandiosidad que sólo los niños saben ver.

La pureza de sus actos espontáneos, las lágrimas sinceras, el brillo de sus ojos ante la figura de la madre, su ternura.

La mirada de un niño es la transparencia del corazón, sus palabras no guardan doble sentido, mala intención, no conocen la hipocresía, la ironía, las verdades a medias, mentiras piadosas…

Sencillamente, niños. La inocencia en un niño no es ignorancia, ingenuidad o falta de madurez, es la sorpresa, la ilusión, la imaginación, su limpia y maravillosa manera de ver las cosas.

Pero, ¿dónde termina la inocencia?.

Tristemente la edad no perdona y lógicamente arrasa con todo lo material, la energía y vitalidad.

Y a pesar de los intentos que ponemos por paliar los efectos que consideramos nocivos del paso de los años, solamente conseguimos un breve retraso. No obstante, no parecemos interesados en impedir perder la belleza eterna, la del alma. Incluso obligamos al tiempo a tomar a ese niño que creíamos llevar dentro.

Es triste ver que cada día se deja antes de ser niño, cada generación tiene más prisa por crecer que la anterior y cada vez con más precocidad el niño mira su cuerpo y se da cuenta de que está desnudo.

Tal vez con intención de culpar a quien pueda ser responsable de esta pérdida de valores o a mí misma por también haber sucumbido a la vanidad o falso atractivo de la materialidad que hoy día nos envuelve, renunciando a la verdadera felicidad. O más que una querella sea un deseo  por aferrarme a una edad bendita, a una mirada limpia.

Milagros Titos Padilla

niño