Clown en Mecedora: Pepe Viyuela

Pp Viyuela

Nació el 2 de junio de 1963 en Logroño. Además de Filosofía, Viyuela estudió Arte dramático y se inició en este mundo realizando parodias con objetos y sin palabras como su número más conocido, en el que se veía atrapado por una silla plegable.
Este amante del cine, el teatro y la televisión es vicepresidente de la ONG Payasos Sin Fronteras y socio honorífico de la ONG Amigos de la Tierra.

En 2003 publicó la novela Bestiario del circo: el vientre de la carpa, con un prólogo de Andrés Aberasturi. En su faceta de poeta, ha sido el ganador de la Segunda Edición del Premio Internacional de Poesía Margarita Hierro con su primer poemario Y amarte sin saber. En 2008 publicó su segundo poemario: Las letras de tu nombre. En 2009 publicó La luz en la memoria. En 2010 publicó su último libro de poemas: Silenciario.

 

-Es usted un un auténtico payaso. ¿No le da vergüenza?
-Sí, soy de los que les gusta que les llamen payaso, y me gustaría pensar que los payasos también me consideran de los suyos.
-¿Qué idioma habla el circo?
-Dentro de la carpa las fronteras y las diferencias de lenguas y de razas desaparecen. Es un mundo tan especial que en él hasta personas que son marginadas por la sociedad debido a sus taras físicas pueden trabajar y triunfar. El circo es un lugar de acogida, de encuentro, es un lugar para la poesía, sobre todo. En un mundo como éste, el circo es uno de los últimos refugios de la poesía.
-¿En su vida privada también va de graciosillo, de payaso?
-Sí, pero por ejemplo no me gustan nada los chistes y se me olvidan muy rápido. Lo que sí me encanta es mirar y observar y dedicarme a sacar chascarrillos. Lo cierto es que en casa sí soy bastante payaso. En otros entornos me cuesta bastante más, quizá precisamente por el prejuicio ese de que piensen de mí que quiero hacerme el gracioso
-La filosofía no es ninguna payasada.
-Depende de lo que entendamos por payasada. La payasada bien entendida creo que es un gran ejercicio de inteligencia. En el payaso hay una forma de entender la vida e interpretar la realidad, y en ese sentido digamos que puede estar relacionado con la filosofia. Además, el payaso tiende a relativizar, a cuestionar, a no dar nada por hecho, es como un niño que pregunta sobre todo, un niño que quiere saber y quiere conocer. Sinceramente, pienso que hay un puente tendido entre la teoría filosófica y la praxis de un payaso ante la realidad.

Deja tu comentario:

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>