Clown en política: Leo Bassi

leobassi 1
Se caracteriza por un estilo provocador con críticas a la derecha política o la religión (especialmente a la Iglesia católica). Bassi se autodefine como bufón. Ha trabajado como actor en obras teatrales y películas, como presentador de eventos, y también ha intervenido en televisión. Aparte de los espectáculos teatrales creados por él, organiza performances y actos teatralizados destinados a denunciar hechos políticos y culturales desde un enfoque cómico, como el Bassibus o el Belén de Lavapiés. Da también charlas y conferencias sobre los temas que defiende o denuncia.

(Leo Bassi Nueva York, 1952) es conocido mundialmente por sus extravagantes actuaciones teatrales y sus innumerables acciones provocadoras. Actuó recientemente en Vila-seca, presentando su obra ‘Utopía’, dentro de los actos programados por el Pallasòdrom.

JAVIER DÍAZ PLAZA | 31/01/2012

¿Qué es ‘Utopía’?
Es mi visión particular de la crisis, no sólo económica sino cultural, que estamos viviendo en Europa. Como payaso, con esta obra intento que la gente que vea mi espectáculo salga con esperanza, fe en el futuro y ganas de vivir.


¿Hay una crisis de valores?
La juventud no cree en la sociedad. Hay muchas dudas sobre el consumismo, sobre la manera de concebir nuestra relación con los demás, con el planeta, con la ecología… Mucha gente no ve una salida a esta situación. Pienso que un payaso puede y debe tener una visión política en estos momentos tan negros.

¿Qué opina de la corrupción política que azota a países como Italia o España?
Cuando una persona se deja corromper por el poder del dinero o del sexo, significa que tiene unos valores muy pobres y vive superficialmente en su pequeño mundo. También tiene algo que ver con la iglesia católica. Los países protestantes aguantan mejor y tienen menos corrupción.

¿Dónde hay más payasos en un circo o en la política?
Los payasos profesionales están en el circo, pero hay mucho payaso suelto en la política o incluso en la economía. La diferencia entre los del circo y los de fuera es que los de circo reconocen que son payasos y los otros, no.

Le noto desencantado.
A principios de 2009, cuando estrené ‘Utopía’, el Dow Jones había caído a 6500 puntos y el sistema neoliberal se estaba hundiendo vistosamente. Saltándose todos los dogmas del libre mercado y de las teorías de Adam Smith, Barack Obama, el primer presidente afroamericano, se lanzaba a salvar empresas y bancas privadas con dinero público, nacionalizando hasta la General Motors en su afán de evitar el desastre económico.
La izquierda, en un impresionante vacío de propuestas, ha dejado pasar esta ocasión sin proponer ninguna alternativa, confirmando la imperiosa necesidad de un encontrar nuevos sueños con una nueva energía.

¿Usted se considera un payaso, un provocador, un transgresor, un bufón?
Me gusta la palabra bufón, que suma todos esos conceptos. Da idea de una persona sin dignidad, que hacía cosas grotescas para hacer reír. Pero, precisamente por eso, era libre y decía lo que quería. Era el único gremio que tenía libertad de expresión en la época medieval.

Usted se hizo famoso por comer excrementos en programas de televisión.
Comer mierda es la cosa más básica y grotesca que se puede hacer. Lo hice porque pensaba que había mucha mierda en televisión pero nadie lo reconocía.

¿Es una metáfora?
En estos momentos, mucha gente come mierda: de sus jefes, de los políticos corruptos… Estamos rodeados de mierda. El trabajo del bufón es ser un espejo de la sociedad y hacer esto visible.

Fuente: www.diaridetarragona.com/costa/064483/leo/bassi/en/politica/payasos

Deja tu comentario:

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>